Cómo son los 5 tratamientos más avanzados para el cáncer en niños

Para una mamá que tiene a su hijo con cáncer entender los términos médicos es muy complicado y eso genera aún más temor. Aquí hemos querido hacer un breve resumen de en qué consisten los tratamientos más conocidos y avanzados contra el cáncer, para que tengas un primer acercamiento a ellos.


1. Cirugía


Se indica cuando se trata de tumores, ya sean malignos o también benignos. Consiste en remover el tumor así como una parte del tejido que está alrededor. Así, se reduce al mínimo la posibilidad de que el cáncer se extienda.

Es posible que después de la cirugía queden algunas células cancerosas. Dependiendo del análisis que el médico haga, este podrá recomendar un tratamiento adicional de refuerzo, como la radioterapia o la quimioterapia. Los cirujanos oncólogos son los especialistas en estos procedimientos.


2. Quimioterapia


Es la administración de drogas capaces de destruir las células cancerosas del cuerpo. Estas drogas son inyectadas a través de la sangre, por medio de la cual llega a todo el cuerpo.

La quimioterapia tiene efectos secundarios tales como la caída de pelo, diarrea, náuseas, vómitos y fatiga. Esto dependerá mucho de cada paciente, de la naturaleza de su enfermedad y del tipo de droga que se le administra. Además, estos efectos desaparecen luego de terminado el tratamiento. Los pediatras hematólogos y oncólogos son los encargados de realizar este tratamiento.

3. Radioterapia


Se realiza a través de la irradiación de rayos X de gran potencia. A veces se hace de manera externa, otras de manera interna a través de implantes. En este tratamiento existe el riesgo de dañar las células que están alrededor de la zona afectada, por eso los médicos tratan lo más posible de evitar este tratamiento, especialmente en los niños.

La radioterapia para cáncer puede causar molestias en el estómago, fatiga, reacciones en la piel y problemas intestinales. La mayoría de estos efectos desaparece luego del tratamiento. Los radiólogos oncólogos son los responsables de llevar a cabo las radioterapias.

4. Inmunoterapia


Mediante este tipo de tratamiento oncológico se busca estimular al máximo el sistema inmunológico del cuerpo para que este luche contra la enfermedad. Se pueden utilizar sustancias del propio cuerpo o bien sintetizadas en laboratorio. Los tipos más conocidos de inmunoterapia son las vacunas anticáncer, los anticuerpos monoclonales y los interferones.

5. Transplante de células madre


También es conocido como transplante de médula osea. El tratamiento consiste en reemplazar la médula ósea cancerosa por células madre o hematopoyéticas (llamadas así porque se pueden convertir y asumir las funciones de cualquier otra célula del cuerpo), para que se desarrollen como médulas óseas sanas.

Las células hematopoyéticas pueden ser de donantes o del propio paciente. Este tratamientos es generalmente acompañado por radioterapia o quimioterapia.

Comentarios